¿Dónde está el punto G de las mujeres? Aprende a encontrarlo y a estimularlo

Donde esta el punto g

El punto g es una zona erógena del cuerpo femenino, que si se estimula correctamente puede causar orgasmos intensos y traer mayor disfrute al acto sexual. La mayoría de los hombres desconocen la ubicación del punto g, y muchas veces no saben cómo estimularlo adecuadamente.

Es importante saber su localización y conocer la relevancia del punto g para las mujeres, ya que no sólo basta con la penetración para lograr que ellas sientan placer. Presta atención a los siguientes consejos para hacer feliz a tu chica.

Índice

    ¿Dónde está el punto G?

    A pesar de que muchas personas no creen en la existencia de esta zona mágica de placer, la mayoría de las mujeres coinciden en que sienten estimulación sexual en la pared frontal de la vagina, a unos tres o cinco centímetros de profundidad en la cavidad vaginal. Si bien el punto g se encuentra en el interior de la vagina, también es necesario estimular el exterior de la misma.

    Otro de los puntos erógenos en la mujer es el clítoris, aunque no es propiamente el punto g, también puede causar excitación, y es necesaria su estimulación para activarlo, así como también habrá que estimular la vulva en su totalidad, los labios menores y mayores. Esta combinación te garantizará mucho placer.

    sexualidad femenina

    ¿Qué es el punto G?

    Pero mejor empecemos por el principio. El punto G es uno de los muchos puntos erógenos que podemos encontrar repartidos en el cuerpo de las mujeres. Su nombre procede del doctor Grafenberg, al que se atribuye el descubrimiento de la localización de este placentero punto en 1944; si bien es cierto que el paso del tiempo ha hecho que ese descubrimiento haya caído ligeramente en el olvido, hasta el punto de que muchos afirman que no existe, lo cierto es que este doctor, si no lo descubrió, al menos fue el primero en hablar sobre él.

    Debes tener en cuenta que este punto no es reconocible al tacto, es decir, se trata de una zona de la pared vaginal que requiere de estimulación y paciencia. 

    Estudios recientes han señalado que el punto G coincide con la prolongación del final del clítoris en su camino hacia la pared vaginal, lo que ratificaría el hecho de que se trate de un área de una gran sensibilidad.

    Esta relación entre el punto G y el clítoris, a su vez, conformaría la prueba definitiva de que no existen dos tipos distintos de orgasmos, a saber, uno vaginal y otro clitorial, sino que sólo se daría uno; este razonamiento nos lleva a una conclusión aun más importante: el clítoris precisa de estimulación ya sea de una manera más o menos indirecta.

    Conoce tu cuerpo

    Es importante que, como mujer, explores tu cuerpo, de ese modo sabrás lo que más te causa placer a la hora de las relaciones sexuales. No todas las mujeres son iguales, algunas tienen más sensibilidad que otras, y unas cosas funcionan más para unas que para otras. Por ello es necesario que explores tu sexualidad y que estés dispuesta a disfrutar al máximo de ella.

    La mejor forma de explorarte es conocer tu anatomía femenina, puedes verte al espejo y experimentar a solas antes de intimar con tu pareja. También puedes instruirte en la web sobre las diferentes técnicas de estimulación de tu punto G y probar cuál es la más efectiva para ti.

    mujer con orgasmo

    ¿Cómo se puede encontrar el punto G?

    Ahora que ya sabes qué es y dónde está el punto G, debes dar un paso previo a estimularlo: has de saber cómo encontrarlo. Para ello, debes acostarte en la cama boca arriba y tratar de relajarte todo lo que puedas; ahora ya estás preparada para localizarlo. Debes introducir tu dedo índice y corazón en la vagina y curvarlos ligeramente hacia arriba. En el caso de que tu pareja vaya a ayudarte a encontrarlo, pídele que meta sus dos dedos (índice y corazón) y los curve como si estuviese haciendo un gesto tipo "ven aquí".

    tocar punto g min

    Ya sea que tú misma trates de localizarlo o tu pareja, hay que tener tres cosas en mente para saber si estáis en el lugar correcto:

    • Se trata de un área con una textura ligeramente más rugosa que el resto de las paredes.
    • Al empezar a acariciar la zona sentirás algo parecido a las ganas de orinar.
    • Notarás que la zona empieza a hincarse y a ponerse más dura mientras está estimulada: no te preocupes, eso tiene que ver con el aumento del flujo de sangre en el área.

    Estimulación del punto G

    Para estimular el punto g es necesario tocar la vulva y la vagina en su totalidad, debes hacerlo durante varios minutos, ya que está demostrado que las mujeres necesitan al menos una estimulación constante de quince minutos para poder alcanzar el orgasmo.

    El punto g también puede ser estimulado a través de la penetración, pero no sólo por ella. Puedes combinar varios tipos de estímulo para alcanzar el placer, incluso podrías hacer uso de juguetes sexuales para hacer más divertida la experiencia y conectarte al máximo con tu pareja.

    Instruye a tu pareja sobre tus zonas más sensibles y disfruta de todo el placer que pueda brindarte.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más