¿Como encontrar los perfiles más influyentes en Instagram?

dulceida

A día de hoy, prácticamente todo el mundo sabe lo que son los influencers, aunque sea de oídas, pero vamos a profundizar en el tema porque es mucho más profundo y menos superficial -valga la paradoja- de lo que puede parecer a priori.

Los influencers tienen miles y miles (algunos millones) de seguidores en sus redes sociales, comparten casi todo su día a día y las facetas más personales de sus vidas, así como todos los productos que utilizan y los servicios que consumen.

No son actores, ni modelos, ni socialités, aunque muchos de ellos acaban protagonizando campañas publicitarias estratosféricas, ocupando páginas en la prensa rosa e incluso les surgen ofertas profesionales de aquellas que sólo pasan una vez en la vida: un cameo en una serie o película de éxito, escribir un libro, desarrollar un festival. Los influencers son una nueva modalidad de celebrity nacidos gracias a la cultura 2.0 y los cuales han sido elegidos al 100% por el público.

Los influencers son los nuevos famosos. A las marcas les encantan estos nuevos personajes por la naturalidad y la frescura que aportan al tratarse de cara nuevas y sobre todo por el hecho de haber sido elegidos por los usuarios.

Además, ser “personas de a pie” les dota también de una credibilidad y confianza que actores o rockstars no tienen sobre el público. Nadie creería que Penelope Cruz se tiñe ella misma en su casa con un pack de tinte comprado en el supermercado, pero sí lo creeriamos de Patry Jordan.

¿Hay una "burbuja" en el mundo de los influencers?

Pero no es oro todo lo que reluce. Este campo se está masificando de forma considerable en los últimos meses. La gran cantidad de personajes que hay con muchísimos seguidores en sus redes sociales hace que empiece a ser complicado que esta nueva profesión sea sostenible para el que se dedica a ello.

De hecho, muchos influencers van invirtiendo sus beneficios en ir creando negocios paralelos para cuando se acaben los minutos de gloria.

Lo que está ocurriendo podría compararse con el boom de los programas de talentos, como Operación Triunfo o La Voz, en la que los jóvenes gozaban rápidamente de una fama abrumadora pero a los pocos meses la mayoría de concursantes regresaban a su posición de anónimos y tan sólo algunos han logrado mantenerse en lo alto del podium.

Comprar seguidores: ¿técnica de marketing o estafa?

Pero además hay una cara B en este negocio que es la compra de seguidores y de likes, eso hoy en día aún es muy complicado de verificar, pero para las marcas que invierten muchísimo dinero en las promociones de estos personajes implica estar pagando por una visibilidad que no es real y, por lo tanto, una pérdida de dinero.

La compra de 10.000 seguidores (cifra a partir de la cual se considera a alguien "influencer") se estima que cuesta sobre 100 euros, lo que hace que sea muy sencillo pero sobre todo muy poco arriesgado estafar a las grandes marcas.

¿Es posible detectar estas irregularidades?

Se suele decir que "hecha la ley, hecha la trampa". Pero también existen opciones que permiten desenmascarar las cuentas infladas a base de compra de likes y seguidores. Es el caso de The Social Flame, que muestra listas de las cuentas más influyentes clasificadas por sectores y ofrece estadísticas sobre sus tendencias, el número de seguidores, los likes en sus publicaciones, etc.

De esta manera, se pueden analizar una serie de patrones que nos dan una información muy valiosa tanto para el resto de usuarios de Instagram como para las marcas que buscan el mejor escaparate para promocionar sus productos.

Por ejemplo se pueden ver listas de los influyentes más importantes en España:

Powered By TheSocialFlame

 

Casi la cuarta parte de los influencers ha manipulado en alguna ocasión el engagement de su perfil. Quizá ellos ni siquiera lo saben, pues a veces estas cuentas son gestionadas por sus mánagers o empresas especializadas.

¿Llega el fin de los influencers?

De cualquier manera, tras el anuncio de la posibilidad de que Instagram deje de mostrar los likes que tiene una publicación, el fin de este chollo del que se beneficia mucha gente podría estar cerca.

Una de las características del marketing y la publicidad es que saben reinventarse y adaptarse a las circunstancias. ¿Sabrán darle la vuelta a la tortilla y reconducir la posición de fuerza de los influencers? ¿O ya están pensando en que fue bonito mientras duró?

Sea como fuere, parece que las redes sociales van a seguir jugando un papel fundamental en nuestra sociedad, así que habrá que estar atentos a los famosos...y a los que no lo son tanto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué te pareció este artículo?

Subir